Estatuto humanitario

La legislación de asilo prevé que de no cumplirse los requisitos previstos para la concesión del asilo, se puede autorizar, en el marco de la legislación de extranjería, la permanencia en España por razones humanitarias o de interés público, en particular cuando se trate de personas que, como consecuencia de conflictos o disturbios graves de carácter político, étnico o religioso, se hayan visto obligadas a abandonar su país. La residencia por razones humanitarias permite al solicitante, al igual que en el caso del asilo, beneficiarse de un permiso de residencia y trabajo legales en el país de acogida. El problema es que el estatuto humanitario (artículo 31.3 del Real Decreto 1325/2003) es tan sólo una solución de residencia temporal que ha de renovarse sucesivamente. Algunas ONGs señalan las dificultades para dicha renovación. En los casos en los que la concesión del estatus humanitario no incluye el permiso de trabajo, se puede conseguir por separado.

Pero, la lentitud del trámite, desaniman a posibles solicitantes de la protección internacional. Además, si no se le notifica la denegación de protección internacional antes de su 18 cumpleaños, el menor pierde la oportunidad de legalizar la residencia por minoría de edad. Por eso, expertos en el asunto, aconsejan permitir que el menor solicite el asilo y la regularización de su residencia por minoría de edad al mismo tiempo. De esta manera, la posibilidad actual de formalizar en la Oficina de Asilo y Refugio la solicitud de asilo de forma independiente de la tutela efectiva de los servicios de protección de menores es, sin duda, un avance importante en esta materia.

¿Qué supone conseguir el estatuto de refugiado para un MENA?

Los menores extranjeros que adquieran la condición de refugiados, tendrán derecho a residir en España y a acceder a las medidas previstas para su integración y bienestar en nuestro país, lo que se traducirá básicamente en que continuarán bajo la atención de los servicios de protección de menores, que ostentarán su tutela, hasta que alcancen la mayoría de edad donde se promoverá su integración laboral.

Efectos fundamentales de la concesión al menor de la condición de refugiado:

-Reconocimiento pleno de la condición de refugiado.

– Otorgamiento de documento de identidad que le habilita para residir en nuestro país.

– Acceso a las prestaciones sociales, económicas y laborales que presten las Administraciones Públicas.

Volver a “Asilo: lugar ¿privilegiado? de refugio para os perseguidos

Volver a “Hecha la Ley, hecha la trampa”

Volver a la página inicial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s